• c/Clot 21-23, baixos. 08018, Barcelona
  • +34 635 886 930

536 personas viven en asentamientos en Barcelona

La problemática de los asentamientos en Barcelona ha empeorado en el último año. En 2017, 444 personas -adultos y niños- vivían en camiones, caravanas y pequeñas barracas instaladas en solares y fábricas en desuso de la ciudad. Este año, la cifra ha subido hasta las 536 personas, lo que significa un 20,7% más.

Hace años que en Barcelona se contabiliza el número de personas que duermen en la calle y la cifra se acompaña de dos datos más: por un lado, el número de personas que pasan la noche en algún centro público y privado y, por otro lado, el número de personas que viven en asentamientos, es decir, en solares y fábricas vacías de la ciudad. En Amics del Moviment Quart Món acompañamos a personas que se encuentran en esta última situación. La cifra de este año es preocupante: 536 personas viven en asentamientos.

Los datos se hicieron públicos el pasado mes de mayo, tras el recuento de personas sin hogar que la Red de Atención a Personas Sin Hogar -en la que participamos- organizó en Barcelona. Los resultados ayudan a dimensionar la realidad de las personas sin hogar de la ciudad, a través de tres cifras importantes:

  • 956 personas viven directamente en la calle (un 45% más que hace diez años),
  • 2.099 personas duermen en albergues o centros públicos y privados de entidades sociales,
  • y 536 personas viven en asentamientos.

La mayoría de familias que conocemos a Amics del Moviment Quart Món viven en lugares inestables, como pisos ocupados y asentamientos. En total, de las 536 personas que viven en asentamientos y que el recuento ha visibilizado este año, conocemos al 17%; son hombres, mujeres, niños/as y jóvenes que quieren un hogar estable y digno.

Estrategias diferentes

Saber cuántas personas viven en asentamientos en Barcelona es básico para dimensionar la problemática y comenzar a abordarla. Las cifras que se han recogido desde el año 2011 evidencian que hay que poner sobre la mesa esta realidad de exclusión invisible:

  • en 2011, los asentamientos acogían a 695 personas;
  • en 2013 se hablaba de 595;
  • el año 2015 se contabilizaron a 434 personas;
  • en 2017, de media, 444 personas vivían en asentamientos;
  • y este 2018 se han contabilizado a 536 personas.

Se trata de personas adultas solas y también de familias con niños y hiñas. Su procedencia es muy diversa: en los últimos años muchas personas han llegado de Europa del este, también hay de países africanos y familias que hace 20 años llegaron de Galicia y de Portugal buscando un futuro mejor.

El hecho de vivir en un asentamiento une a todas estas personas y también el objetivo de acceder a una vivienda. Hacen falta, sin embargo, políticas que miren a medio y largo plazo, así como estrategias y recursos diferentes porque las necesidades y la situación de las personas que viven en los asentamientos son muy diversas.

Según la red europea Feantsa, referente en la lucha contra el sinhogarismo en el ámbito europeo, hay muchas maneras de no tener un hogar. Vivir en un asentamiento es una de estas situaciones.