• c/Clot 21-23, baixos. 08018, Barcelona
  • +34 635 886 930

8 historias de cambio que en 2017 nos han hecho avanzar

Abrir un nuevo espacio de refuerzo escolar, poner en marcha un grupo de mujeres, formarnos en límites, cambiar de sede social… Os explicamos 8 historias de cambio que hemos vivido en 2017.
(¡También podéis mirar las cifras más destacadas aquí!)

1.

Empezar la semana haciendo deberes.
Activitat de reforç escolar¿Sabíais que en Barcelona hay un grupo de niños y niñas que dicen que su día preferido de la semana es el lunes?

En Amics del Moviment Quart Món tenemos mucha suerte porque los conocemos y sabemos que su ilusión tiene que ver con nuestra actividad de refuerzo escolar. La pusimos en marcha en enero de 2017, en el barrio de la Verneda i la Pau, porque las familias nos pidieron ayuda para hacer los deberes escolares de sus hijos e hijas.

Gracias al apoyo de un grupo de vecinos y vecinas del barrio y de la parroquia del Santíssim Sacrament ha sido posible.

2.

Mujeres que dan un paso al frente.
Juntas somos más fuertes porque compartimos experiencias y conocimientos, nos auto-organizamos y nos empoderamos. Desde esta premisa hemos formado un grupo de mujeres en 2017. Ha sido un espacio en el que 7 mujeres han aprendido, enseñado, reforzado su autoimagen y fortalecido vínculos entre ellas. Los talleres se han complementado con un espacio para que los hijos e hijas más pequeños puedan jugar mientras sus madres participan. Se ha podido llevar a cabo gracias al premio La Filadora que apoya iniciativas sociales de barrio.

3.

Nos hemos formado en límites.

Como entidad de voluntariado, creemos que la formación de los voluntarios y voluntarias es clave para poder llevar a cabo nuestra labor. Por eso, a finales de abril de 2017, el equipo que participa en la actividad de refuerzo escolar hizo una formación sobre límites para trabajar con los niños, niñas y jóvenes.

El taller nos sirvió para establecer pautas y reorganizar el espacio según las diferentes edades y necesidades de los participantes en el refuerzo escolar.

Muchas gracias a Anna Gimo, maestra de educación especial, por organizar la sesión, ¡fue todo un éxito!

4.

Dimensionar la realidad para poder abordarla.
Conscientes de que el trabajo con otras entidades mejora el acompañamiento a las familias y optimiza los recursos, durante 2017 nos hemos coordinado con una quincena de servicios y centros educativos. Un año más, también hemos participado en el recuento que organiza la Red de Atención a Personas Sin Hogar, de la cual formamos parte. La acción fue en mayo y nos ha permitido saber que en Barcelona 1.026 personas duermen en la calle, 2.006 lo hacen en centros públicos y privados y que 443 viven en asentamientos.

5.

De la Riera de Arbúcies a Viladrau, ¡hem disfrutado del tiempo libre!

Desde que nuestra entidad se puso en marcha en 1998, hemos utilizado el ocio como herramienta para la inclusión social y, aún hoy, es un pilar de nuestra acción. En 2017 han funcionado dos grupos de esplai (educación en el tiempo libre) y un grupo de jóvenes y hemos consolidado las actividades de ocio en familia. A principios de junio, 85 padres, madres, niños y niñas y voluntariado fuimos de barbacoa a la Riera de Arbúcies, en Sant Feliu de Buixalleu. Unos días después, 35 niños y niñas y 16 adultos nos subimos de nuevo al autocar para pasar tres días de colonias en Viladrau.

6.

Una nueva página web para llegar a más gente.
¿Sabíais que nunca habíamos tenido una página web que explicara en detalle qué hacemos y que permitiera colaborar a la gente? El verano de 2017 nos pusimos a ello y antes de acabar el año ya la teníamos. Estamos muy felices porque es una herramienta que nos acerca y nos permitirá llegar a más personas.

7.

Niños y niñas más conscientes de sus derechos.

En el año 2016, entramos a formar parte de una red de entidades impulsadas por la Fundación Educo para trabajar temas de infancia desde una perspectiva de derechos. Formar parte de esta red no solo nos ha supuesto el financiamiento necesario para ampliar y consolidar actividades, sino que nos ha aportado cambios en nuestra forma de hacer.

En 2017 hemos trabajado los derechos y deberes de la infancia y hemos fomentado la participación de los niños, niñas y jóvenes. En la actividad de refuerzo, por ejemplo, cada niño y niña se propone un objetivo personal y hemos creado un buzón de sugerencias de actividades.

8.

Un nuevo local abierto al barrio.
Uno de los momentos más importantes que ha vivido nuestra entidad en 2017 ha sido el haber tenido que cambiar de sede social. En septiembre ya teníamos todo guardado en cajas y en octubre realizamos el traslado. Dicen que los cambios generan oportunidades y ¡así ha sido! Voluntariado, familias que acompañamos y personas amigas y colaboradoras se han implicado muchísimo en esta nueva etapa, que nos ha llevado del Poblenou al Clot. El 24 de noviembre hicimos la inauguración con una jornada de puertas abiertas en la que cual han participado voluntarios antiguos y actuales, familias, socios y socias de la entidad y vecinos y vecinas del barrio que nos acoge. ¡Gracias por la bienvenida!