• c/Clot 21-23, baixos. 08018, Barcelona
  • +34 635 886 930

¿Qué sería la vida sin amigos ni amigas?

Las familias que acompañamos, los voluntarios y voluntarias, las personas socias y donantes, la gente que nos apoya y nos orienta… 2019 ha sido un año lleno de amistades y sólo tenemos un deseo para el próximo año: ¡aumentar el número de amigos y amigas para poder llegar más lejos! ¿Te sumas?

Este año hemos pasado a ser amigos y amigas en mayúscula:

 

Amigos que forman un equipo. ¡Porque sin las personas voluntarias no sería posible! Las actividades que hemos hecho en 2019 con los niños, niñas y adultos en los barrios del Clot, Torre Baró y La Verneda se han llevado a cabo gracias a la implicación de 34 personas voluntarias y un equipo técnico de tres personas.

Amigas que se plantean nuevos retos. El grupo más intrépido que hemos conocido este año es el grupo de mujeres que cada semana participan en las actividades de ocio y de alfabetización. Una quincena de mujeres que se enfrentan a retos como aprender a leer y escribir, desplazarse en metro y conocer las posibilidades que ofrece Barcelona.

Amigos que te invitan a un café. Porque hacer un café es sinónimo de amistad y vínculos y este año hemos tomado muchos con las 73 familias que acompañamos y visitamos.

Amigas que no se cansan de explicar cómo dividir. De los 60 niños/as y jóvenes que participan en las actividades que organizamos, una treintena han venido al apoyo educativo. El objetivo, más allá de hacer los deberes, es ofrecer un espacio seguro, que fomente valores y en el que los niños y niñas se sientan bien y ganen confianza.

Amigos que comparten secretos. Porque las actividades que hacemos no son algo aislado y el acompañamiento está siempre presenten, para generar lazos de confianza.

Amigas que se apoyan cuando se quedan sin casa. La mayoría de las familias que acompañamos viven en una vivienda inestable. Este 2019, 23 familias (más de 100 personas) han sufrido un desalojo o están en proceso. A todas las intentamos acompañar.

Amigos que sueñan con un futuro mejor. En Amics del Quart Món también tenemos un grupo de jóvenes y a través del ocio descubrimos Barcelona, incidimos en la educación y charlamos sobre cómo vemos el futuro. Este año han participado 15 chicos y chicas.

Amigos que se esfuerzan, se lanzan y siempre ríen. No nos cansamos de decirlo: las mujeres son el motor de las familias que acompañamos. Este año, algunas mujeres y chicas jóvenes se han atrevido a buscar trabajo, han aprendido a ir en transporte público para ser más independientes o han decidido seguir estudiando.

Amigos que construyen un proyecto. Porque en Amics del Quart Món todas las opiniones cuentan y todos y todas aportamos y participamos.

Amigas que luchan por un mundo mejor. ¿Sabéis que en Barcelona unas 500 personas viven en asentamientos? La cifra ha aumentado un 15% desde 2015. Algunas de estas personas son familias que conocemos y que acompañamos para que algún día puedan acceder a un hogar estable.

Amigos que nos ayudan a ayudar. Nuestro trabajo no sería posible sin el apoyo de muchas personas. Muchas gracias a las personas socias y donantes que nos apoyáis, así como a los 7 centros educativos y los 19 recursos y entidades que nos facilitáis nuestra labor.

Qué sería la vida sin amigos ni amigas, ¿no te parece? Súmate, ¡haz un donatiu!